Este destino turístico ofrece una experiencia lejos de la rutina. El huésped puede trazar su propia ruta por la naturaleza y el sorprendente entorno. Son muchos los atractivos que regala este rico lugar, rodeado de atracciones emblemáticas como la Ruta de los molinos, las ruinas del Castell de Culla, la Iglesia Parroquial de El Salvador, la Ermita de Sant Cristòfol,  la Cueva de Bovalar, el molino del MoliToni  y cientos de secretos escondidos aún por descubrir, como bellezas medioambientales e históricas, senderismo, aventuras y citas espeleológicas…